El primer paso antes de construir.

Costos de una Casa

El primer paso antes de construir tu casa o residencia en realidad no es un paso sino una decisión.

Y es que debes tomar una decisión entre los dos puntos que explicaré. Ninguno es mejor que otro, simplemente que es uno u otro. Aquí están:

  1. Comprar el terreno primero, y en base a éste acudir a un Arquitecto o despacho de arquitectos para que te elaboren un Proyecto. En base a ese proyecto, te podrán preparar un Presupuesto de construcción con el cual ya tendrás una idea completa y general de los costos.
  2. Establecer primero tu presupuesto global, y después elegir el terreno (con la debida orientación de tu Arquitecto o constructor de confianza). Esto puede tener la ventaja de que con ayuda de tu constructor de confianza, podrás equilibrar mejor los porcentajes de valor del terreno y valor de la construcción.

 

Toma en cuenta que tu presupuesto lo repartirás en 50% valor del terreno y 50% valor de construcción. Por ejemplo, si tu presupuesto es de dos millones de pesos, separa un millón para el terreno, y tu presupuesto de obra sea de otro millón más. Estos porcentajes pueden variar más o menos un 10%, con lo cual es permisible una proporción 60/40 en ambos sentidos. Esto te plantearía los siguientes escenarios:

  1. Si tu terreno cuesta $1,200,000 y tu casa $800,000: Probablemente tu casa sea la más modesta o pequeña de la colonia, pero siempre tendrás la ventaja de que en uno, dos o tres años podrás ampliarla o remodelarla cuando hayas ahorrado un poco más. Y ya estarás en una colonia que te satisfaga para vivir.
  2. Si al contrario tu terreno cuesta $800,000 y le inviertes a la casa $1,200,000: Tendrás una casa muy bien equipada en una colonia modesta, con lo cual serás uno de los vecinos mejor acomodados y tendrás la tranquilidad de que ya no tienes que invertirle más para llegar al punto de confort que buscas.
  3. Si excedes estas proporciones, te podría suceder que tu casa esté sobrevaluada para el terreno, y aunque le inviertas cinco millones a un terreno de un millón el día de mañana que la quieras vender (o tus herederos, en su caso) van a perder dinero. Porque nadie te pagará seis millones por una casa ubicada en una colonia donde todas las demás no sobrepasan los dos millones. Es triste, pero es un caso recurrente de la vida real. Aunque mandes enchapar en oro la casa, y le pongas mármoles y granitos hasta en la lavandería, el valor de la casa ya no aumentará y es triste perder tanto dinero.

Cabe notar que en este ejercicio que te planteo, dentro del 50 o 60% destinado a gastos de construcción, va incluido ya los gastos complementarios que son:

  • Costo del Proyecto Arquitectónico
  • Costo del Cálculo Estructural y Mecánica de Suelos
  • Impuestos por Licencia de Construcción (Permiso)
  • Contratos de servicios básicos (agua, luz, gas, teléfono).

Para el ejemplo de una casa de un millón de pesos como presupuesto de construcción, en realidad son novecientos mil pesos para materiales y mano de obra; y cien mil pesos para los 4 puntos que acabo de describir. Esto, mas el millón de pesos que costó el terreno, te suman dos millones de pesos como presupuesto total general.

Este ejemplo es para el caso de construcción por un particular (tú) asesorado por una constructora o arquitecto independiente.

Para el caso de casas construidas por una gran Inmobiliaria, la proporción es diferente y se le conocía anteriormente como la “ley del tercio”. Un tercio del presupuesto se destinaba a la compra del terreno, un tercio correspondía a los costos de construcción y el último tercio era el margen de beneficio de la inmobiliaria. ¿Crees que es mucho? He conocido casos donde la utilidad para el promotor o inmobiliaria prácticamente duplicaba el costo del terreno+construcción. Aunque claro, con las crisis del mercado las utilidades se han ido marginando significativamente y ya no es posible acceder a dichos márgenes.

Pero subsiste la pregunta, ¿me conviene más construir o comprar una casa ya construida? Cuando te enteras de lo que ganan los promotores inmobiliarios, te das cuenta que ese margen es mejor que te lo ahorres tú. Y construyas tú, con tu Arquitecto o Constructor de confianza.

Y por supuesto no puedo dejar de hacer mi comercial: En Mevisa Construcciones te asesoramos con gusto. Ya sabes cómo contactarnos.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Ma Guadalupe dice:

    Voy a remodelar mi casa no sabia que tenia que hacer tramites y empece con la obra, me pueden orientar

    • mevisaco dice:

      No te alarmes! Si bien el deber-ser es tramitar un permiso ANTES de empezar a construir, también es cierto que en cualquier momento durante o después de la construcción puedes acceder a la modalidad de REGULARIZACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN (o sea, que las construcciones que se ejecutaron sin permiso son consideradas construcciones irregulares).
      Lo que sí te recomiendo es que acudas a la oficina de Obras Públicas de tu ciudad, expongas tu caso y solicites regularización, cuanto antes. Porque si no lo haces, te expones a que te caiga un inspector, y te imponga una fuerte multa. Así que ánimo, siempre es mejor estar regular y acercarse voluntariamente. Posiblemente ya seas sujeto de multa, aunque no haya llegado el inspector…
      Y aún mejor si te asesoras con un Arquitecto o Gestor, para que ellos hagan el trámite -porque probablemente en tu localidad ellos sepan cómo hacer para que no te adjudiquen ningun tipo de multa-. Pero eso ya depende de cada Municipio, de cada Administración, y de la forma/estrategia en que tu Arquitecto integre el expediente.
      Suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *